Connect with us

Sivar News

Entre 2009 y 2017 el Gobierno pagó más de $5 mil millones de deuda heredada por ARENA

Economía

Entre 2009 y 2017 el Gobierno pagó más de $5 mil millones de deuda heredada por ARENA

Entre los créditos que se están pagando resalta el tristemente célebre bulevar Diego de Holguín, en el que se perdió mucho dinero producto de la corrupción de gobiernos areneros.

Los gobiernos del expresidente Mauricio Funes Cartagena y de Salvador Sánchez Cerén, han honrado la deuda que recibieron de los gobiernos de los cuatro gobiernos del partido ARENA y pagaron más de siete mil millones de dólares, de los cuales cinco corresponden a los periodos tricolor.

La información fue dada a conocer por el economista José Luis Magaña, de la Asociación para el Desarrollo Económico y Social de El Salvador (ADESES), quien asegura que los fondos para pagar esos compromisos representaron el 20 por ciento de presupuesto general de El Salvador.

Se explicó que los prestamos donde se han destinado mayores recursos es para el pago de eurobonos, debido a que cobran un mayor interés y que entre el 1 de junio del 2009 al 31 de diciembre del 2017, El Salvador ha pagado $2,197,720,310.00

El economista calcula, que en LETES El Salvador canceló $65,664,875 y en préstamos heredados $3,581,064,365.

Por mencionar algunos casos en los que se ha ocupado el pago de deuda están los préstamos del proyecto RHESSA que debían ser destinados a la reconstrucción y construcción de hospitales por el Ministerio de Salud, que ascienden a $142 millones, de los cuales $132 millones ya fueron cancelados, sin incluir las erogaciones hechas por litigios que también se realizaron.

Si bien ese dinero ya se perdió, aun se sigue un juicio para determinar en qué se invirtió e incluso se tuvo que volver a hacer otro préstamo para reconstruir los hospitales dañados por los terremotos del 2001 y para construir el nuevo Hospital de la Mujer.

Dentro de los $7 mil millones pagados en deuda también está el crédito para la construcción de la exboulevard Diego de Holguín, que hoy conocemos como Monseñor Óscar Arnulfo Romero y que también se está pagando.

Cuando concluyó el conflicto bélico salvadoreño y se firmaron los Acuerdos de Paz, el gobierno solicitó al Banco Mundial (BM) una serie de empréstitos para implementar un ajuste estructural en el país; a cambio, el Ejecutivo debía realizar una serie de medidas como las privatizaciones y desregulaciones de algunos rubros. Esos préstamos recién los ha terminado de pagar el actual gobierno.

A pesar de estos montos de pago de deuda, Magaña señaló que no es grave, ya que se encuentra en los promedios de economías emergentes y, dentro de los parámetros globales manejable, ya que el déficit fiscal se ha reducido y la deuda del sector público no financiero, sin incluir las pensiones se mantiene estable entre el 45% y el 46% desde 2010.

Seguir Leyendo
Publicidad

Más en Economía

To Top