fbpx
Connect with us

Sivar News

Por qué las resacas son peores después de los 30, según la ciencia

Curiosidades

Por qué las resacas son peores después de los 30, según la ciencia

¿Dudabas si era impresión tuya eso de que las resacas te sientan mucho peor a partir de la treintena? En absoluto: según la ciencia, existe una razón biológica por la cual los efectos del alcohol son más duros en nuestros cuerpos a medida que envejecemos.

Llamamos resaca al conjunto de síntomas que nuestro organismo experimenta tras un consumo excesivo de alcohol, entre los que se incluyen debilidad y fatiga, sed y sequedad bucal, mayor sensibilidad ante la luz y el sonido, vómitos y náuseas, dolor de estómago, remblores, mareos, mala higiene del sueño, arritmias, ansiedad, depresión, irritabilidad y una menor capacidad de concentración.

Ninguna cantidad de alcohol es buena, y estos síntomas jamás son agradables, incluso pueden hacer que te percates de que sufres un problema de alcoholismo si realizas un consumo regular y por tanto, de riesgo, pero a partir de los 30 casi todas las personas reparan en que los efectos de beber unas copas se agudizan al día siguiente, resultando molestos, problemáticos o extendidos en el tiempo.  

Somos menos elásticos y más vulnerables al alcohol con la edad

Es importante detectar los motivos de consumo para paliar el problema: muchas personas beben para dormir mejor, aislarse de sus problemas, matar el aburrimiento y la tristeza que conlleva el afrontamiento de la pérdida, socializar o encajar dentro de determinados patrones sociales. Cuanto mayor eres, menos elástico y más vulnerable eres a los factores de estrés ambiental como el alcohol. Esto sucede porque los telómeros, tramos de ADN que viven al final de nuestros cromosomas y protegen nuestros datos genéticos, se acortan a medida que envejecemos. 

Recordamos que con respecto al consumo de bebidas alcohólicas, se recomienda no superar los 20 gramos de alcohol al día para las mujeres, 30 gramos en el caso de los hombres. Recuerda que el alcohol agrava el riesgo de padecer cáncer, problemas digestivos y pancreatitis, demencia temprana, depresión, ansiedad, disfunciones sexuales o diabetes, así como empeorar problemas como úlceras, hipertensión arterial, osteoporosis y diversos problemas cardiovasculares.

Fuente | Healthline

Seguir Leyendo
Publicidad

Más en Curiosidades

Publicidad

Lo más leído

También podría interesarte

Canal en Telegram

To Top